Latinoamérica

MENU
MENU
IKV

IKV vuelve al Luna: “Será la fiesta a la que no queremos que nadie falte”

Illya Kuryaki and the Valderramas se prepara para su regreso al estadio Luna Park de la ciudad de Buenos Aires donde el año pasado grabaron su DVD Aplaudan en el Luna. El 6 de diciembre se reencontrarán con sus fanáticos en un show que promete ser diferente a los demás en el que el montaje escénico estará a la altura de los grandes recitales internacionales. Pero, antes de este esperado espectáculo, Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur conversaron con Much Music sobre sus próximos proyectos, cómo es trabajar juntos luego de los 10 años en los que estuvieron separados, qué música escuchan y nos adelantaron algunos detalles de su próximo show en Argentina.

por Natalia Gauna

Están de regreso de una gira internacional y ya se preparan para el recital del 6 de diciembre cuando volverán al Luna Park ¿Qué será diferente para los fanáticos después de Aplaudan en el luna?

Emmanuel Horvilleur: Es un show diferente para nosotros. Es la primera vez que nos entregamos a un tercero, una persona que viene  de afuera y que se va a encargar un poco del montaje general del show, de la puesta. El que hicimos el año pasado fue el más grande en Buenos Aires a esa fecha y este viene un poco a seguir con eso pero redoblando la apuesta. Realmente, la puesta en escena es, creo, la más ambiciosa que vamos a hacer con todo un desarrollo más parecido a un recital internacional. Nos gustó el desafío.

 

Illia Kuriaki and The Valderramas contará para el próximo recital con el asesoramiento técnico y la producción escenográfica de Wady Rodríguez, uno de los artistas visuales más importantes del mundo.

 

¿Cómo es trabajar con alguien que llega desde afuera?

Dante Spinetta: Es un trabajo en conjunto porque nosotros ya tenemos una estética que nos gusta y que queremos respetar. Él [Rodriguez] nos propuso un montón de ideas y nosotros fuimos viendo qué nos gustaba y qué no. Pero, justamente, para nosotros es también seguir aprendiendo y creo que con este recital nos acercamos a la categoría de las grandes bandas que hacen estadios en Latinoamérica. Estamos pensando en toda la parafernalia que tenemos que llevar a otras partes del mundo. Nos gusta eso. Este show será como esa fiesta a la que no querés que nadie falte porque tiene eso especial que quiero que todos la vean. Quiero que esté mi familia, el público y los amigos. Es importante porque apuntamos a que sea una banda cada vez más grande sin perder la esencia, obviamente. Queremos mejorar en cada aspecto. Aunque es la presentación de Aplaudan en el Luna hay muchas cosas nuevas.

E.H: El show del año pasado estuvo más basado en las proyecciones visuales. En este, si bien no es que pierden protagonismo, están en otra dimensión y es la estructura del escenario lo que es más magno.

Y en ese sentido, vienen de participar en grandes festivales internacionales como LAMC y el SXSW en Estados Unidos; además de haber participado en el Lollapalooza. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿En qué los modifica?

E.H: Siempre vamos sumando vivencias que a veces consciente o inconsciente van modificando lo que uno hace. Este año realmente no paramos de tocar nunca. Hicimos el festival de Cosquín, el Sound By Southwest [SXSW] que se hace en Texas. Ahí tocamos tres veces.

D.S: Si. También estuvimos en el Lollapalooza Argentina y Brasil. Tocamos en Uruguay en La trastienda. Dos veces fuimos a Chile. Además, en México.

E.H: Nueva York, Ecuador, La Rioja. Estuvimos en todos lados.

¿Qué público los sorprendió?

D.S: El último show que hicimos en Nueva York fue Brooklyn donde tocó Prince, entre otros. Y es increíble ver cantando nuestros temas a toda esa gente. Es decir… “¡Mirá donde estamos!”. La verdad, que en ese sentido estamos en un momento de mucha prosperidad. Ver al público gozando el show es increíble. En Colombia, por ejemplo, estaba todo el mundo bailando.

Han mencionado varias veces que este es el mejor momento de IKV ¿Por qué?

E.H: Bueno, estuvimos separados diez años. Los años 90 ya forman parte del pasado y obviamente, han habido momentos increíbles en esa época pero también desde que volvimos sentimos que la cosa fue para adelante, para mejor y hemos tenido algunos cambios en la banda y en la formación. Pero, en este momento sentimos que las piezas se acomodaron y los shows entraron también en una gimnasia natural que fluye muy bien. Nos subimos al escenario a pasarla bien porque cuando uno disfruta, el público también. Nos dimos cuenta que un show puede cambiarle el momento a la gente, les cambia la vibra. Antes uno pensaba que “Coolo” era una canción meramente divertida y ahora subo a tocar “Coolo” y veo que la gente se libera. Y eso, a uno también lo modifica.

¿Qué creen que ganaron y que perdieron en ese tiempo que estuvieron separados?

E.H: Creo que no perdimos nada.

D.S: Todo es parte de la experiencia. Hoy estamos acá gracias a ese tiempo que estuvimos separados en el que cada uno desarrolló lo que quería desarrollar. Y hoy seguimos creyendo en lo que hacemos ya sea juntos o separados. También abrimos otras puertas como solistas que serán continuadas en algún momento. Ahora somos IKV pero también somos nosotros individualmente y esa madurez a la que llegamos es después de haber hecho todo.

Ahora también nos vamos a meter a grabar un nuevo disco y eso está bueno. Trataremos de hacer el mejor disco que sea superior a Chances y a Aplaudan en el Luna. Siempre tratamos de hacer el mejor disco. Ahora creo que estamos estamos más conscientes de dónde estamos parados, a diferencia de los ‘90 que éramos más chicos y pensábamos que esa era la única posibilidad que había para hacer música.

E.H: Chances es un buen punto de partida para este próximo disco. En él trabajamos un año después de haber estado diez años separados y eso hay que tenerlo en cuenta. En ese momento a los pocos días de reencontrarnos estábamos volviendo a hacer música con todo lo que implicó el tiempo distanciados. Ahora ya hay una confianza más grande aún.

¿Qué es lo mejor y lo peor que tiene trabajar juntos?

E.H: No sé… Es como en toda pareja. Uno tiene que estar abierto a lo que piensa el otro pero eso no es malo, es juntamente aprender a compartir ciertas cosas.

D.S: Es como es. Creo que tampoco lo analizamos tanto… Tampoco lo queremos analizar.

E.H: A mi personalmente me gusta compartir con otros la composición de una canción. Me gusta lo que pasa cuando dos individuos se mezclan y surgen personalidades distintas en una canción que cuenta algo y, a veces, contándolo desde distintas perspectivas se enriquece más.

¿Qué bandas o músicos escuchan hoy? ¿A quiénes siguen?

D.S: Artistas nuevos… No escucho mucha música nueva. Estoy muy classic. Me gusta el New Wave. Estoy esperando lo nuevo de D’ Angelo. Estoy muy cebado escuchando a Steve Wonder. El nuevo disco de Prince está muy bueno. Pharrell Williams también me gusta.

¿Con qué músico les gustaría tocar un tema?

E.H: Con Prince, sin duda.

 

Las entradas para el recital del 6 de diciembre en el Estadio Luna Park de Buenos Aires ya se encuentran a la venta a través de Ticket Portal.