Latinoamérica

MENU
MENU
BW

Agosto: Especial B&W

La antigua técnica de la monocromía, que caracterizó los primeros años de la cinematografía, parece estar más vigente que nunca. ¿No nos creés? Bueno, aquí un par de horas con los mejores ejemplos en formato videoclip.

Como los que gustamos de la música bien sabemos, el mundo del arte tiene una suerte de fetiche por recuperar los recursos del pasado, reempaquetarlos y transformarlos en una vía de expresión que traiga un aire renovado a un presente tedioso y monocorde. La filmación en blanco y negro se ha transformado en una de esas fórmulas, una manera de contar que aporta dramatismo aún sin el predominio del color como parte de la imagen. Tal vez fue a partir de finales de los ’70, cuando Woody Allen usó el monocromo en dos de sus filmes más conocidos, Manhattan y Zelig, que esta manera empezó a disfrutar de un renacimiento. Otrora visto como pasado de moda y aburrido por el mundo del cine, el blanco y negro se había mantenido como un recurso fundamental de la fotografía y el dibujo. Faltaba, entonces, que el séptimo arte volviera a abrazarlo, pues más allá de esfuerzos aislados (que muchas veces tenían que ver con falta de presupuesto) no se trataba de un modo de filmar muy popular. A lo largo de los ‘80 y ‘90, películas como Raging Bull, Elephant Man, Rumble Fish, Schindler’s List y Natural Born Killers, entre otras, usaron al blanco y negro como recurso emotivo y pictórico fundamental.

Con el videoclip pasó algo muy curioso, porque si bien el formato no se hizo popular hasta bien entrados los ‘80 y estalló en la década siguiente, existían tempranos ejemplos de viñetas musicales grabadas –algunas veces provenientes de los programas en vivo de la TV– que mostraban a los artistas en la escala de grises típica del blanco y negro. Tal vez por eso (y seguramente por una cuestión de costos) la técnica fue una de las más difundidas a la hora de adaptar el formato musical al fílmico. Por eso es que tenemos el suficiente material como para ofrecer un especial que abarcará todas las épocas y todos los estilos, llevándonos a través de múltiples historias con un signo conector: la tibieza y los detalles particulares del blanco y negro.

Venite entonces a disfrutar de este especial que le rinde culto a una técnica que por más antigua no pasará jamás de moda. Claro, en Much, dónde si no.

Estreno: Sábado 20 de Agosto 8 PM

Repeticiones: Domingo 21 de Agosto 2 y 10 PM; Lunes 22 de Agosto 8 PM; Martes 23 de Agosto 8 AM y 4 PM; Miércoles 24 de Agosto 10 PM; Jueves 25 de Agosto 8 PM; Viernes 26 de Agosto 8 AM y 2 PM; Sábado 27 de Agosto 8 PM.