Latinoamérica

MENU
MENU
bowie

Adiós al Duque Blanco

Una triste noticia nos sorprendió esta mañana. David Bowie, una de las estrellas más grandes del rock, falleció en su casa junto a sus seres queridos tras pelear durante más de un año contra un cáncer que hace apenas unas horas le ganó la batalla.

Paradójicamente, el pasado 8 de enero el cantante y músico había cumplido 69 años y lo festejó de una manera especial con el lanzamiento de su nuevo disco, Blackstar.

Hoy, el cielo sí que se llenó de estrellas negras y llorará a uno de los artistas que ha revolucionado la música y que ha sido un ícono vanguardista en la década del ‘70.

Recordemos que Bowie nació en 1947 en la ciudad de Londres. A los seis años ya era considerado un niño muy inteligente y con grandes aptitudes pero también rebelde y peleador. Sin embargo, todo parece haber jugado a favor para el pequeño Bowie porque su carácter fuerte lo llevó a dar sus primeros pasos firmes en la música cuando aún era muy joven.

Primero formó parte del coro de la escuela, aprendió a tocar varios instrumentos y aprendió arte. Luego, en 1962 el inglés formó su primera banda de rock, Kon-rads. Sólo tenía 15 años y resultó la clara muestra de un talento y perseverancia que no descansaría. Tanto es así que decide abandonar la escuela y le comenta a sus padres que su sueño era convertirse en una estrella del pop. Y sí que lo logró. A los 69 años despedimos a alguien que ha sido más que un artista ya que trascendió las fronteras y su música ha resultado por años la inspiración de grandes bandas en todo el mundo.

Lanzó más de 20 discos y obtuvo infinidad de premios y reconocimientos con cada uno de ellos. Además, su paso por el cine también ha sido destacado logrando incluso alzarse con la estatuilla “Mejor Actor” en los premios Saturn por su actuación en El hombre que vino de las estrellas de 1976.

Su legado es impresionante y seguramente lo iremos repasando para rendir homenaje a este grande. Quedate escuchando “Blackstar”.